Hablemos de los roles de género

Hablemos de los roles de género

¿Alguna vez has pensado en cuáles son los mensajes que damos tanto a niños como a niñas con respecto a la forma en que deben comportarse en la casa, en la escuela o dentro de la sociedad en general? Generalmente escuchamos a las personas hablar sobre las tareas que son “para niñas” y las tareas “para niños”, a esto se le conoce como roles de género y hoy hablaremos un poco al respecto.

 

Roles de género e igualdad de género

 

Los roles de género no son algo con lo que nacemos, sino que se nos van enseñando a medida que crecemos y tienen mucho que ver con la cultura en la cual hemos nacido. Por ejemplo, se puede pensar que el destino de una mujer es encargarse del hogar, cuidar de los hijos y de su esposo; mientras que el rol del hombre puede ser el de llevar el dinero al hogar, o todas aquellas actividades de fuerza física.

 

Pero la verdad es que casi todo lo que pueden realizar los hombres, también lo pueden realizar las mujeres; y viceversa.

 

A pesar de esto, existe mucha desigualdad en relación con lo que las personas piensan que son “actividades de hombres” y “actividades de mujeres”, aún en nuestro siglo, las mujeres siguen sin tener las mismas oportunidades que los hombres y los hombres siguen sufriendo la presión de actuar bajo ciertas normas que determinan su masculinidad.

 

La buena noticia es que podemos cambiar esta percepción errónea sobre los roles de género y lograr una sociedad más equitativa. ¿Cómo? Enseñando a los niños y las niñas que tenemos las mismas capacidades y que podemos llegar a ser lo que deseemos ser, solo basta proponérnoslo. Enseñar a los niños y las niñas que no existen actividades “masculinas” o “femeninas”, simplemente actividades y seres humanos que las realizan.

 

Los roles de género han ido evolucionando con el paso de los años y poco a poco hemos logrado una sociedad más equitativa, pero aún falta camino por recorrer. Tú puedes ser el cambio en tu comunidad o en tu sociedad, lucha por hacer realidad tus sueños y vence las barreras de la desigualdad.

No hay comentarios

Deja un comentario

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *